Muchos de los trabajos de ADAS www.adaspain.com   durante los últimos años tienen que ver con internet, redes sociales (RRSS), blogs, directorios, bases de datos. La parte positiva de la virtualidad informática es que reduce costes en los operativos investigadores, obvia desplazamientos antes imprescindibles, ahorra tiempo y hasta puede ser una credencial profesional de éxito. La parte negativa es que la manipulación, fakes de todo pelaje, el anonimato de internet o RRSS y la orfandad que sentimos ante ataques o infamias sea irreductible. La red de redes ni es el paraíso ni es una fuente creíbles según para qué menesteres. 

Un grupo de autores que veían sistemáticamente sus creaciones plagiadas por diferentes webs que les quitaban la fuente del medio y la identidad del autor de textos o gráficos contrató a ADAS para localizar al responsable de numerosos portales que se lucraban con contenidos e ilustraciones ajenas. La desvergüenza era tal que el buzón de varias webs estaba tan lleno de reclamaciones como que éstas recibían el silencio por respuesta. Una hábil e ingeniosa investigación localizó al pirata informático en su nido de amor, recién casado en régimen de gananciales y con esa ilusión que genera una etapa nueva en la vida. 

La ‘fiesta’ del plagiador se acabó cuando recibió una notificación de diversos reclamantes que lograron localizarle gracias a un trabajo de ADAS Detectives. El hombre se puso mano a la obra para retirar todo lo que había pirateado. Una por una las webs se descargaron de contenidos ajenos que simulaban ser propios. Una demanda dineraria le esperaba al copión de no hacerlo en determinado plazo. Para nada la fue últil la soberbia de la impunidad de ciertos hackers que se creen por encima de todo y de todos.

La historia, además de publicarla Juan-Carlos Arias en ELCORREO DE ANDALUCÍA https://elcorreoweb.es/in-fraganti/la-historia-del-hacker-plagiador-pillado-CD7603646 corre como la pólvora en las mismas redes, blogs y el espacio cibernético. Se le hace un favor al tipo que piratea sin recato no identificándolo siquiera por sus iniciales. Al menos retiró del conocimiento público sus maldades. Ese detalle se entiende será didáctico para que respete la originalidad de la obra de periodistas, escritores, fotógrafos y creadores que hacen creíble a internet por tales contenidos.   

 

 

 

Call Now ButtonLLÁMANOS