En España los detectives asocian tópicos sobre asuntos familiares (divorcios, infidelidad, luchas por herencias), pero pocos saben que actúan presencialmente, con técnicas OSINT (Inteligencia de fuentes abiertas) https://elcorreoweb.es/in-fraganti/sevilla-metropolis-de-osint-city-IJ5319479 e internet para luchar el fraude. Las redes sociales visibilizan a veces las paradojas de quien defrauda. Este, el fraude, es un problema social grave. Engañar al seguro, https://elcorreoweb.es/in-fraganti/historias-de-fraudes-en-el-seguro-que-superan-cualquier-ficcion-CF5052037  a la empresa, a los compañeros, a la Seguridad Social o a hacienda además de incívico perjudica al dinero público al no llegar adonde debe. El absentismo https://www.epdata.es/datos/absentismo-laboral-espana-datos-graficos/323#:~:text=Datos%20actualizados%20el%208%20de%20diciembre%20de%202021&text=M%C3%A1s%20de%201%20mill%C3%B3n%20de,a%20no%20estar%20de%20baja es un ejemplo de engaño a colegas, jefes y subordinados. La población activa española supera los 20 millones de personas. Pues bien más de un millón, es decir, el 5% de quienes trabajan no acude a su puesto de trabajo. Paradójicamente es el norte español el más holgazán cuando se piensa que al sur crece la maldad de trabajar lo mínimo. 

En temas fiscales, el fraude alcanza el 20% de lo que se pretende recaudar. La economía sumergida empata a España con Italia con números que superan el 20% aunque nuestras autoridades avanzaron en la lucha para que la recaudación tributaria sea más equitativa, justa y llega a quienes creían en ser impunes ante el fisco. Los detectives tienen un papel sustantivo, junto a peritos y tramitadores, en el fraude al seguro. Si bien no llega al 10% de los siniestros que deben atender las aseguradoras, hay hasta profesionales de tan cuestionable empeño. Recientemente, documentamos en Mallorca un engaño a una aseguradora alemana de una persona que auto facturó la reposición de accesorios ‘robados’ en un vehículo de alta gama, declaró dudosas asistencias en carretera en varios países y alquiló su vehículo en tiempos de confinamiento por la pandemia. Desvelamos, en ADAS Detectives, que el actor del fraude tenía un negocio de alquiler de vehículos para el cine y particulares, algo excluido en seguros de vehículos para particulares. Nuestro cliente dejó de pagar varias facturas reclamadas y activó demandas para reembolsar otras pagadas. El fraude global superaba los 500.000 euros y el seguro fue concertado en una sucursal bancaria  alemana a precio reducido. La ‘inteligencia corporativa’ es ventajosa también para muchas empresas que contratan ejecutivos. Descubrimos mentiras en currículums, falsas etapas laborales (siempre en negocios inexistentes, cerrados o absorbidos por otros). Estos días Juan-Carlos Arias, nuestro fundador publicó en EL CORREO DE ANDALUCÍA  la historia de ‘El Jeta’. Este personaje exageró  https://elcorreoweb.es/in-fraganti/el-jeta-timador-al-que-pillaron-unos-detectives-BC7884517 lesiones, forzó una operación por patología previa a una pelea. Intentó defraudar más de 500.000 euros a un empresario que le contrató en el pasado. Un video que revelaba cómo manejaba un brazo supuestamente inmovilizado para siempre. Una sentencia judicial dejó claro que engañar no vale la pena si un detective descubre la verdad. El fraude tiene un recorrido corto si se contratan profesionales para abordarlo.           

En ADAS Detectives tenemos experiencia y medios para abordar los fraudes. Si logramos pruebas documentamos el engaño. Es útil para defenderse del engaño, demandar los perjuicios que causa o llegar a un pacto para que las partes implicadas salgan airosas. La verdad, buscarla, es lo único que debe perseguir el Detective implicado en destapar estos engaños. En ADAS lo intentamos. https://www.igae.pap.hacienda.gob.es/sitios/igae/es-ES/snca/Paginas/ComunicacionSNCA.aspx   

Call Now ButtonLLÁMANOS